Conectarse
NOTICIA DIARIO INFORMACION 11/7/2015
http://www.diarioinformacion.com/al...60/1654476.html


Educación decide que las clases vuelvan a ser de 60 minutos el curso que viene
La conselleria permitirá que se impartan sesiones de 45 minutos en aquellos colegios que estén ya organizados y no puedan cambiar. Marzà promete a los directores de Primaria y Secundaria cambios que no impliquen más gasto


La Conselleria de Educación ofreció ayer a los directores de los colegios la volver a las clases de 60 o 55 minutos desde el curso que viene, frente a los 45 minutos que duran ahora desde que se puso en marcha la aplicación de la Lomce en la Comunidad con el desarrollo legislativo propio para Primaria.

El rechazo de las clases de 45 minutos era un clamor entre los directores que incluso habían hecho llegar a la anterior consellera, del PP, que habían empezado a constatar perores resultados académicos entre los estudiantes por este motivo.

«El conseller ha hablado en concreto de flexibilizar legalmente los horarios de las clases en la medida de lo posible, dando oportunidad al centro que quiera a recuperar las 25 sesiones a la semana que había anteriormente, y no las 30 actuales», explicó el portavoz del colectivo por la provincia de Alicante, Ginés Pérez.

Vicent Marzà recibió ayer al mismo tiempo a los responsables de centros tanto de Primaria como de Secundaria y en conjunto la primera respuesta que obtuvieron a sus históricas reivindicaciones fue la de que iban a ser escuchados y que, en la medida de lo posible, serían atendidas, siempre que no supongan una carga para las paupérrimas arcas autonómicas porque todo dependerá de la asignación presupuestaria.

El cambio de duración de las clases en Primaria no implica costes económicos, pero sí un cambio en las instrucciones que, según aseguró Marzà a los directores, «es posible para este curso que viene».

A partir de septiembre, los centros que lo deseen podrán alargar las sesiones lectivas, aunque también se especificó en la misma reunión que los que ya hubieran organizado el curso próximo con las sesiones de 45 minutos que se implantaron a partir del decreto de Catalá con la Lomce, podrán igualmente mantenerlas en caso de que les resulte más farragoso reorganizar ahora los horarios.

Los directores valoraron muy positivamente la intención expresada por el conseller «de ir cambiando la normativa en la medida de lo posible. Se ha comprometido a abordar todos los temas y a contestar si no pueden ser viables, algo que no sucedía desde hace mucho tiempo», indicaron también representantes del colectivo de Secundaria.

Comisiones
Durante el primer trimestre del curso que viene, la conselleria tiene asimismo la intención de abordar en sendas comisiones que integrarán a todos los agentes implicados, tanto las rutas de transporte como el funcionamiento de los comedores y las necesidades de la educación especial, en lo que respecta a las reivindicaciones de los centros de Primaria.

A los directores de los institutos de Secundaria les aseguró que se está analizando con detenimiento la ratio o número de alumnos por aula «con la firme intención de recuperar las anteriores a los recortes, 25 niños en Primaria y 30 en Secundaria. No ha dado garantías de llevarlo a cabo de inmediato pero ha asegurado su análisis», precisó Toni Picornell, portavoz de los responsables de Secundaria. En la misma línea, Marzà invió a los directores a comunicar a la conselleria las necesidades de aperturas de aulas tanto en Infantil como en Secundaria y FP para atender la demanda.

Reducir la burocracia es otro de los propósitos del conseller «sufrimos un exceso a diario que se exagera a final de curso y se ha comprometido a minimizarlo». En el mismo paquete se incluirán, por ejemplo, planes de mejora y de convivencia con el proyecto de centro y la memoria.
 
NOTICIA LA VERDAD 12/2/2015

«Descontrol» en colegios, con pérdida del tiempo de clase, tras 5 meses de la Lomce

fotogalería

Directores de colegios públicos de la provincia, ayer en las puertas de la Dirección Territorial de Educación en Alicante. / A. D.

Los directores de los colegios públicos de la provincia estaban ayer convocados en la dirección territorial de Educación de Alicante. Allí se presentaron a las once de la mañana para presentar el balance económico de 2014 y, además, registrar un escrito consensuado con todas las reivindicaciones. Una de ellas está centrada en la Lomce. Y es que tras cinco meses de la entrada en vigor de la normativa, aseguran que hay un «descontrol» en los centros por culpa de los horarios recortados e implantados de solo 45 minutos por sesión (en lugar de los 60 minutos de antes).


«Las seis sesiones han sido contraproducentes, no es beneficioso para los niños. Ha supuesto un descontrol en los centros y para los maestros. Los especialistas tienen que cambiarse por otros y al final pierdes diez minutos. La clase se reduce a 30 minutos. Esto no está dando ningún resultado», afirmó el portavoz de la Permanente de Directores de Primaria de la provincia, Ginés Pérez. Cuando la Conselleria de Educación explicó antes del verano los cambios de la Lomce destacó que con estos 45 minutos se unificaba el tiempo dedicado a todas las materias y se seguía el modelo establecido por el Ministerio de Educación para las comunidades autónomas. Como beneficios, resaltó que habría al menos una clase diaria de Matemáticas, Castellano y Valenciano.


Una vez se puso en marcha el nuevo sistema ya hubo críticas de equipos directivos y docentes, que tildaban de «locura» poder cumplir con este nuevo horario cuando tenían que cambiar de clase y era imposible estar a tiempo. En ocasiones, si se trata de un centro más grandes, los propios alumnos tenían que trasladarse y en estos desplazamientos también se pierde más tiempo. Una queja a la que se sumaron asociaciones de padres.


Cinco meses después, la situación no ha mejorado, como tampoco las ratios por aula. Los directivos quieren que bajen y se vuelva a la situación de antes de la crisis. Y la justificación de esta reclamación -la Fapa Gabriel Miró de Alicante y la Plataforma per L'Ensenyament Públic ya lo solicitaron la semana pasada- es que «hemos salido de la crisis y estas son las declaraciones constantes que escuchamos del Gobierno central y del autonómico; si es así, tengamos una ratio de 25 niños por aula porque los 30 es una verdadera una locura. Igual pedimos volver a las plantillas anteriores, nos quitaron por ejemplo a un maestro generalista de Primaria en los colegios», señaló su portavoz.


El 'papeleo' y los trámites burocráticos que tienen que asumir los equipos directivos les 'traen de cabeza'. Se trata de una denuncia histórica que no hay forma de solucionarse y ayer la plasmaron otra vez en el escrito reivindicativo. Según los responsables, «es insoportable, los centros de Infantil y Primaria estamos saturados de problemas administrativas, de tareas burocráticas que no son propias de nosotros» y se preguntaron «por qué un instituto con 500 alumnos tiene administrativos y un colegio con 600 no tiene ninguno». Una pregunta a la que la administración, por el momento, no ha dado respuesta.


Sobre los proyectos que están a la espera, uno de ellos es la jornada continua y su regulación, tal y como se ha comprometido a hacer la Conselleria de Educación. Desde el departamento anunciaron que estaría antes del periodo de matriculación y con tiempo suficiente para que las familias pudiesen votar qué horario querían para sus hijos (continuo o partido) y así decidirse a la hora de escoger un colegio.


El problema, a juicio de Pérez, es que los plazos de tiempo se están acortando y hay «mucha inquietud» entre madres y padres que constantemente preguntan en los colegios cuándo será una realidad. En algunos centros, las votaciones ya se hicieron el pasado curso, pero no saben si servirán o tendrán que repetirse para ajustarse a los criterios que marque Educación. «Si no sale a finales de este mes, el tiempo estará muy apretado para que se pueda hacer porque antes del periodo de matriculación hay que informar a las familias. Lo que pedimos a la Conselleria es que haya unas normas claras y unas reglas de juego iguales para todos. Que lo conceda a la comunidad educativa donde se decida por mayoría», añadió.


Evaluación en Sant Joan


Desde la Concejalía de Educación en Sant Joan informaron ayer de las evaluaciones que se han llevado a cabo desde la implantación de la jornada continua de forma experimental en los tres centros. Los resultados se han remitido a la Conselleria. La nota media del alumnado ha subido un 1% en la primera evaluación, el número de niños que se queda en el comedor ha bajado un 13%, por lo que hay más estudiantes que comen con su familia. Se ha reducido el número de conflictos dentro del horario de comedor y por lo tanto no se pierde tiempo lectivo y las familias están «muy contentas» porque los niños tienen las tardes más organizadas.